TRATAMIENTO DESINTOXICACIÓN DE CANNABIS

El tratamiento desintoxicación de cannabis para dejar los porros o dejar de consumir derivados del cannabis está implementado por expertos en tratamiento de cannabis y verificados por un centro de salud mental como CITA con más de 30 años de experiencia tratando adicciones.

Para dejar de ser adictos a la cocaína se requiere completar las tres fases: desintoxicación, deshabituación y rehabilitación.

ADICCIÓN AL CANNABIS

La adicción a los porros genera dependencia física, es decir, que una persona no puede hacer frente al día a día sin consumir esta sustancia, y si no lo hace experimenta síntomas de abstinencia.

El consumidor de cannabis genera tolerancia a la droga, pues cada vez necesitará una dosis mayor para obtener el mismo efecto.

Muchos de los consumidores de cannabis lo hacen con fines lúdicos o de ocio y presentan algún grado de comportamiento compulsivo. Además si son drogodependientes habituales suelen experimentar consecuencias perjudiciales sobre su día a día. Pueden presentar dificultades para mantener una rutina normal, ya sea en el trabajo, haciendo ejercicio e incluso comer con irregularidad.

Cabe destacar que, es mucho menos probable que el cannabis cause adicción y dependencia en comparación con otras drogas. Incluso en comparación con drogas legales como el alcohol.

marihuana cannabis

DESINTOXICACIÓN DEL CANNABIS

La desintoxicación de cannabis y derivados (hachís, marihuana, etc.) pretende eliminar el THC del cuerpo del paciente para evitar el desarrollo de la tolerancia, la sintomatología de la abstinencia, dependencia física y generar dependencia psicológica a la sustancia.

La abstinencia total del cannabis provoca distintos síntomas, entre ellos el síndrome de abstinencia que actúa sobre los niveles de dopamina como lo hacen otras drogas como la cocaína. Otros de los síntomas son la ansiedad, falta de apetito, espasmos musculares y cambios anímicos entre otros.

Es fundamental si se quiere superar la adicción con efectividad: durante los primeros días se trata al paciente con un fin motivacional generando una sólida decisión de seguir adelante on el proceso terapéutico.

La depresión durante este proceso es elevada por el cambio de hábito y es lo que más preocupa a los pacientes, pero ya forma parte del proceso terapéutico del cannabis. Por eso los médicos y psicólogos están siempre alerta para que el paciente se sienta atendido y fuerte para superar la adicción.

Puede haber casos en los que se requiera medicación, como por ejemplo aquellos en los que se padece un fuerte síndrome amotivacional, grave sensación de ansiedad, deterioro cognitivo, psicosis paranoide o incluso esquizofrenia inducida.

DESHABITUACIÓN DEL CANNABIS

En la fase de deshabituación de cannabis se prepara al consumidor y aplican terapias de psicología sobre los problemas del consumo. Realizar cambios en los hábitos en el tratamiento de cannabis para sustituir las ganas de consumo por otras actividades más satisfactorias y positivas.

La terapia con psicólogos les proporciona ayuda durante esta fase para orientar al paciente en su nueva vida libre de consumo. Poner en orden la mente y conseguir un cambio de actitud del paciente frente a las situaciones que le llevaron a consumir como prevención para recaídas es esencial.

Fortalecer la mente del paciente es fundamental para continuar con un tratamiento para dejar el cannabis o la marihuana eficiente a largo plazo.

REHABILITACIÓN DEL CANNABIS

Superadas las terapias anteriores de desintoxicación de cannabis y deshabituación, la fase rehabilitación finaliza el tratamiento y permite al paciente recuperar su vida lejos del cannabis.

Durante la rehabilitación por marihuana o cannabis, se procede a combinar terapias individuales y de grupo mediante talleres cognitivo-conductuales para desarrollar habilidades sociales y la gestión de las emociones.

Esta fase es esencial para el futuro de los pacientes adictos al cannabis. La implicación de la familia es importante en este punto y en el punto final del tratamiento; implicar al entorno del paciente en el ambiente sano y educativo provocará que una vez salga el paciente del centro de desintoxicación pueda recuperar lo mejor de su día a día.